Fueron detenidos en la comunidad de Alhama cuatro maleantes por apoderarse de casas de fallecidos. Las averiguaciones se iniciaron cuando los familiares de los difuntos denunciaron el intento de ocupación de inmuebles heredados.

Compara los seguros de Hogar más baratos en tan solo unos minutos.

La Guardia Civil de Murcia desarrolló la operación llamada ‘Hereda’, una investigación que terminó con la detención de los estafadores.

Aunado a los delitos de apropiación indebida, falsificación de documentos, usurpación de estado civil y permanecer a una organización criminal.

Las averiguaciones iniciaron en febrero cuando unas vecinas denunciaron que no podían ocupar una finca heredada. Lo que despertó las sospechas es que los maleantes intentaron apoderarse del patrimonio presentando un contrato falso de venta.

Además, se presentaron otras denuncias contra el mismo delito en el municipio de Alhama de Murcia y Mazarrón. Lo que indujo a los agentes policiales sobre la posible existencia de un cartel dedicado al fraude en la obtención de inmuebles.

Las investigaciones preliminares de la Guardia Civil fueron para determinar el procedimiento empleado por la organización. En la que legalizaban con ardides y trampas las propiedades de los difuntos a nombre de otras personas extrañas a los familiares.

Aparentemente, los sospechosos crearon un conjunto de acciones enfocados primero a determinar qué difuntos tenían casas u otras propiedades. Luego, cuál de estas se encontraban en espera de ser dispuestas para los herederos. También ubicaban las que carecían de sus correspondientes beneficiarios.

Otros entes involucrados

El Registro de Propiedad de Murcia con la Guardia Civil recabaron muchos documentos. Obtuvieron los indicios necesarios para atrapar al primer sospechoso con antecedentes en delitos similares. Se trataba de un vecino de Murcia, español de 32 años que lideraba la organización delictiva.

Por medio del falseo de escrituras, contratos de compra-venta y demás documentos públicos y privados, los sospechosos tramitaban ante organismos oficiales. Conseguían el registro fraudulento de una variedad de bienes inmuebles casas, apartamentos, pisos y fincas, entre otros.

Obtenían la información de los que acababan de morir que eran los legítimos propietarios de los bienes inmuebles. Así determinaban quiénes eran los herederos o descendientes, y falsear los documentos para consumar las estafas.

En algunas ocasiones llegaron a hacerse pasar por los legítimos herederos, presentaban documentos falsos. Y finalmente las propiedades quedaban registradas a su nombre.

La ocupación del inmueble y su posterior empadronamiento lo demostraban mediante contratos anexos. Por ejemplo, adquirían servicios de vigilancia o contrataban seguros de hogar para respaldar las compras ficticias. Así simulaban una posesión auténtica difíciles de revocar.

Identificación del grupo organizado

La investigación ‘Hereda’ culminó con la detención de cuatro individuos, dos hombres y dos mujeres. Españoles y vecinos de la comunidad, mayores de 29 años e incluso una de 81. Presuntamente autores de estafa, falseo, usurpación, robo de identidad y pertenecer a un grupo criminal.

Las propiedades de las que querían apoderarse en Alhama, Alicante y Almería superaban los tres millones de euros.

Se hallaron pruebas de mecanismos dispuestos para efectuar una multitud de estafas. Los detenidos, efectos hallados y otras diligencias fueron puestos a la disposición del Juzgado.

Rechazos de las herencias

Otros delincuentes pueden estarse aprovechando del rechazo de las herencias. Los largos trámites de las herencias provocan el rechazo de los beneficiarios. Para no enfrentarse a estos impuestos y engorrosos problemas fiscales, familiares y administrativos.

Compara los seguros de Hogar más baratos en tan solo unos minutos.

Recordando que al aceptar la herencia las deudas contraídas podrían ser cubiertas con el caudal recibido. Y no del patrimonio del beneficiario. Sin embargo, el impuesto representa un esfuerzo superior al mismo bien recibido.

El consejo General del Notariado informó que hace tres años fueron rechazadas 37.390 herencias. Por lo que todo ese caudal pasó a las manos del patrimonio de la Administración. La tendencia al alza es visible si se compara con las cifras del 2007, donde solo 11.048 inmuebles quedaron rechazados.

Datos interesantes

La dificultad de heredar un piso estriba en la complejidad fiscal y administrativa, así como las dificultades familiares. Aunque esencialmente es un regalo la recepción de una vivienda representa una navaja de doble filo. Ya que conlleva a responder a impuestos sujetos al bien, y enfrentarse con insuperables discusiones familiares, por lo que siempre es recomendable buscar la asesoría profesional